Platos de ducha

El plato de ducha actualmente, es el sistema más utilizado en los baños con bastante diferencia respecto a la bañera.

Proporciona comodidad en el acceso a la ducha, por la ausencia de barreras y obstaculos, minimizando los riesgos de accidente que supone el acceso a una bañera.

En la actualidad, es cada vez más frecuente la sustitución de la bañera por un plato de ducha antideslizante, obteniendo así un nivel de comodidad y seguridad mucho mayor.

Existen varios tipos de platos de ducha, cerámicos, acrílicos o de resina, siendo estos últimos los que están marcando tendencia por su cuidado diseño y elegantes terminaciones.

Si optamos por platos cerámicos o acrílicos, se tiende a utilizar platos extraplanos (4 o 5 cms. de altura), y si la opción es platos de resina estos se fabrican de serie con una altura de 3 cms., facilitando el enrasamiento total con el suelo.

Los platos de ducha cerámicos o acrílicos, se fabrican generalmente en color blanco.  Como opción podemos solicitarlos con superficie antideslizante.

Los de resina con carga mineral extraplanos, son los más actuales y demandados. Destacan por ser los más resistentes y los que tienen más variedad de colores lo que nos permite mayor posibilidad de combinación con los distintos elementos decorativos de nuestro baño, así como por la gran variedad de tamaños y posibilidad de ajustarse a cualquier rincón y formas, ya que se pueden cortar con un disco de diamante o bien hacerlos a medida.

Puede consultar el catálogo completo de platos de resina en este enlace:  Platos de ducha